X

¿Quieres recibir más información como esta a tu email?

Regístrate

Me gustaría hablar con un especialista.

lunes, 25 de junio de 2018

Ventajas de la Arquitectura Transparente

Comencemos con una pregunta básica… ¿qué es el cristal? Otro de sus nombres más diseminados es vidrio, que es una sustancia rígida que se produce al aplicar calor a la arena o al cuarzo. Es el resultado de mezclar materiales como el silicio, sodio, carbonato de potasio, cal u óxido de plomo y óxido de manganeso. Es inorgánico, puede ser transparente o traslúcido, y podemos moldearlo en la forma que sea.
Gracias a su plasticidad, los arquitectos han tomado el cristal como un elemento clave en su arsenal, debido a que les ayuda a realzar el diseño y la belleza, así como a maximizar la luz natural y el ahorro de energía. En la actualidad, ya no es inusual encontrar diseño de edificios y otras construcciones que tomen al cristal como el principal material de construcción.
Las variedades y tipos de cristales que son preferidos por los arquitectos son aquellos de tipo reforzado, endurecido y laminado. La presentación más común de los cristales es en hoja o lámina, que se puede utilizar para puertas y ventanas. El tipo de cristal en placa es igualmente común y se utiliza en ventanas, frentes de negocios, edificios y talleres. El tipo de cristal armado (o alambrado) contiene una retícula de alambre; tiene la misma resistencia que el cristal común, pero la retícula retiene las piezas de vidrio cuando se rompen. La tendencia es de optar por cristal laminado en lugares donde los impactos humanos son posibles, o donde pueden darse escenarios que el vidrio se caiga y se destroce, como los tragaluces en casas o edificios y los parabrisas vehiculares.
Las razones por las que el cristal tiene tan variadas aplicaciones son muchas. Para empezar, se pueden conseguir en muchos tamaños y estilos, todos con su valor estético, como bloques de construcción traslúcidos, particiones, ventanales, piezas y diseños para vitrales, todos ellos pueden otorgar un regalo a la vista, luminosidad y belleza. Igualmente dan oportunidad de jugar con colores y propiedades visuales que cambien en función del horario.
Siendo más específicos, podemos enunciar algunas de sus ventajas:
- El cristal puede absorber, refractar o transmitir luz, lo cual puede ser un detalle que brinde mejor apariencia en el edificio. Gracias a sus propiedades, el cristal puede transmitir hasta en un ochenta por ciento la luz natural.
- Al poder utilizar más iluminación natural, los gastos de la cuenta de la luz pueden reducirse. Igualmente, la luz natural ofrece mayor claridad y afecta positivamente en el estado de ánimo de quienes ocupan el lugar.
- El cristal puede resistir los cambios de clima y el embiste del viento, la lluvia o la inclemencia del sol.
- El cristal no tiene problemas de oxidación y no se degrada a causa de condiciones químicas o ambientales.
- El cristal es un material cien por ciento reciclable y puede pasar por el proceso de reciclaje cuanto se desee, sin perder propiedades o su nivel de calidad, a diferencia de las resinas plásticas que eventualmente se vuelven quebradizas.
- Ni el ruido, ni el aire o el agua lo afectan. Los páneles de cristal sellado transmiten muy poco sonido, por lo que pueden ser buenos aislantes sonoros.
- Los cristales cuentan con una superficie suave y brillante, por lo que no se incrusta el polvo y pueden limpiarse con facilidad.
Después de considerar estas y otras características funcionales y estéticas del cristal, no es de sorprenderse al ver el número de proyectos a distintas escalas donde es aplicado. Para que tus fachadas tengan los mejores acabados, contacta al proveedor ideal. Descubre la variedad de Diseños de Fachadas para Negocios, Edificios y Casas que Aluminser tiene para ti.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario