X

¿Quieres recibir más información como esta a tu email?

Regístrate

Me gustaría hablar con un especialista.

lunes, 21 de mayo de 2018

Aluminio: Bienvenido al Futuro.



A lo largo de la historia, la arquitectura se ha enriquecido de los materiales propios de cada región, y que mejor se han adaptado a las necesidades de la cultura y la economía. En la construcción, la elección de materiales va mucho más allá de la sola estética o el diseño; por el contrario: cada material debe de sopesarse en todas sus características.

Algunas de las tendencias más prevalentes en las últimas décadas son:

El vidrio como afirmación arquitectónica:

En las ciudades modernas el vidrio domina ampliamente, muy por encima de otros materiales más pesados y opacos. Las construcciones modernas –desde casas y oficinas hasta los más altos rascacielos- emplean el vidrio y los marcos de aluminio para mostrar una fachada moderna, limpia, y que permita a cada espacio diseñarse a sí mismo.

El vidrio en el diseño nunca se impone, sino que se combina con el resto de los estilos disponibles. Lo habitual es que los marcos de aluminio –casi invisibles, durables, ligeros e inoxidables- se adapten a cualquier proyecto arquitectónico sin ningún problema.

Materiales ultraligeros de bajo mantenimiento:

En la construcción, el peso es uno de los principales enemigos a vencer. El aluminio se ha posicionado en casi todos los aspectos de la arquitectura como el material idóneo por su economía, versatilidad y duración. A diferencia de otros materiales clásicos, como el hierro forjado, el aluminio no se oxida; puede presentarse en toda la gama de colores; pintarse y decorarse; y utilizarse como elemento funcional o de diseño.

Esta es la razón por la cual el aluminio ha aparecido en todos los edificios ganadores de premios internacionales de arquitectura y diseño. Es la manera más sencilla de construir sin pagar el alto costo del peso o el mantenimiento.

Ambientes únicos con luz natural:

En la arquitectura moderna, que cuenta con un sistema de cálculo mucho más avanzado, se intenta reducir al máximo la necesidad de muros y paredes, para cambiarlos por ambientes únicos, sin divisiones, en donde convivan de manera natural distintos espacios vitales como la cocina, el comedor o la sala. En estos ambientes amplios, únicos y versátiles, la forma ideal de iluminación proviene del sol. 

Amplias ventanas; largas puertas corredizas; divisiones en vidrio; domos y tragaluces; ventanas respiradoras permiten el flujo de luz y aire para convertir cada espacio en una experiencia agradable.
No es raro observar modernas celosías, con atrevidos diseños, en las fachadas de estructuras contemporáneas. El aluminio se monta sobre las estructuras previas sin comprometer su fuerza. Estas celosías permiten también moderar la cantidad de luz y calor dentro de un espacio, reduciendo considerablemente los costos de luz y aire acondicionado.

El aluminio es el material favorito de los mejores arquitectos, que se acompaña bien con otros materiales clásicos como madera, roca, cemento y cristal. Es un elemento que conecta los nuevos proyectos, y da nueva vida a los que ya existen. Visita Aluminser y conoce la gran variedad de productos y acabados con aluminio y vidrio que tiene para ti. Barandales de aluminio, puertas, ventanales y más. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario